En 1943  varios diarios dieron espacio en sus páginas al héroe encapuchado.

En 1943 varios diarios dieron espacio en sus páginas al héroe encapuchado.

El importante salto de Batman

Ya van siete décadas desde que Batman migró del cómic a los diarios del mundo

20 de febrero de 2013 05:00 am

Por: ÍNDICE | [email protected]

Era demasiado bueno para dejarlo en un cómic.

El personaje de Batman carece de poderes especiales: no es un organismo nacido en otro planeta ni un humano picado por un insecto; tampoco corre a una velocidad asombrosa o puede vivir debajo del agua; mucho menos recibió una descarga radioactiva o tiene ancestros mitológicos.

Batman es, así de simple, un humano con mucho ingenio que decidió combatir el crimen desde la imaginación de Bob Kane, su creador. Un hombre que buscó crear temor ante los criminales asemejándose a un murciélago, vistiendo un traje que le proporcionaba orejas puntiagudas, un antifaz, unas medias ajustadas (tights), una capa y, por supuesto, un cinturón de donde salían infinidad de inventos que le salvarían la vida en muchas ocasiones.

El 1943 marcó una época dorada para Bruce Wayne, álter ego de nuestro protagonista, pues saltó de las revistas de historietas a los periódicos.

Fue durante la Segunda Guerra Mundial que un grupo pequeño de diarios lanzaba semanalmente una tirilla de Batman, que ya había nacido en 1939 y publicado en Detective Comics. Fue solo cuestión de tiempo para que el Hombre Murciélago, más tarde junto con Robin, acaparara un espacio mayor y a color en los periódicos.

El personaje encapuchado y que respondía a una señal de luz en el cielo oscuro para acudir al auxilio de Ciudad Gótica sumó fanáticos de lectores ávidos de conocer sus aventuras y cómo se enfrentaba a villanos, como el Joker, Gatúbela, Pingüino y Acertijo, entre otros.

El año 1943 fue especial, además, pues sería cuando se filmaría una serie de películas en capítulos que eran exhibidas en los cines.

Algo de su historia

Corría el 1939 cuando un joven dibujante y escritor, Bob Kane (1915-1998), dio vida a Batman. Según sus propias palabras, Leonardo da Vinci, el Zorro y una película llamada “The Bat Whispers” fueron influencias más que suficientes.

Con un boceto del personaje y un nombre inicial, The Bat-Man, Kane llamó a Bill Finger –también escritor– para que evaluara esta iniciativa.

Durante el encuentro, fueron puliendo el personaje, el cual ha ido evolucionando hasta el Batman serio y sombrío que conocemos hoy.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x