La maravilla del SUPER BOWL

La maravilla del SUPER BOWL

La maravilla del Super Bowl

Por tercer año consecutivo, el juego de campeonato de la NFL logró un récord y se convirtió en el evento más visto en la televisión de los EE.UU.

05 de febrero de 2013 12:00 am

Wilfredo R. Cubero Jiménez | [email protected]

¡Histórico, controversial y con un final espectacular!

Así se podría describir el Super Bowl XLVII, que protagonizaron los 49ers de San Francisco y los nuevos campeones de la NFL, los Baltimore Ravens.

El final del encuentro fue tan emocionante que mantuvo a millones de personas con el aliento contenido hasta que expiró el reloj de juego y, finalmente, los Ravens se alzaron con la victoria 34-31.

Lejos de entrar en los detalles de cómo se decidió el partido, ÍNDICE te presenta las curiosidades que no viste en el Super Bowl, junto con los récords que se establecieron dentro de las líneas de juego.

Según la compañía Nielsen, el Super Bowl registró por tercer año consecutivo una nueva marca, al ser el evento más visto en la historia de la televisión de Estados Unidos. El juego obtuvo un rating de 48.1, con un share de 71 puntos, en las ciudades grandes en las cuales fue medido.

El final del estudio de la firma Nielsen concluyó que un 71% de los 114.1 millones de TV homes, estaba en sintonía con el Super Bowl.

Además, fue el partido más extenso en la historia de los 47 partidos de campeonato que se han celebrado en la NFL. Los Ravens y los 49ers estuvieron 4 horas y 14 minutos en el terreno de juego.

A parte del extendido descanso de medio tiempo, donde la cantante Beyoncé deslumbró con su energía escénica por más de 12 minutos, el partido tuvo que ser detenido recién iniciado el tercer parcial.

Segundos después de que Jacoby Jones anotara una patada de regreso de 108 yardas, el encuentro estuvo detenido por 34 minutos debido a un apagón y una falla eléctrica en el estadio.

Desde el punto de vista de los jugadores, Ray Lewis le puso punto final a su carrera de 17 años en la NFL y Joe Flacco, quien cargó con el premio de Jugador Más Valioso, se convirtió en apenas el sexto quarterback en lanzar para tres touchdowns en la primera mitad. En toda la postemporada, Flacco lanzó 11 pases de touchdowns, sin intercepciones.

Ya en los aspectos fuera del campo de juego, el Super Bowl resultó un negocio redondo para los distribuidores de diferentes productos hechos en Estados Unidos.

Los cerveceros hicieron su agosto en enero, pues se estima que se vendieron 325 millones de galones de cerveza.

A esto hay que sumarles las 1.23 billones de alitas de pollo que se consumieron mientras el partido se realizaba. Y claro, no podían faltar las tradicionales chips o papitas, de las cuales se estima que se consumieron 11 millones de libras. Todo esto sin contar la inmensa cantidad de anuncios que fueron transmitidos a un costo que sobrepasó los $4 millones cada uno.

En conclusión, ganó la NFL, los Baltimore Ravens y los millones de familias que pudieron compartir un valioso tiempo, viendo el espectáculo deportivo.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x