Algunos bancos no han querido disolver la hipoteca de los vecinos afectados en Ceiba.

Algunos bancos no han querido disolver la hipoteca de los vecinos afectados en Ceiba. / PARA ÍNDICE HORIZONTE / ALVIN J. BÁEZ

Continúa la inseguridad y el temor entre los residentes de Las Lomas

Los vecinos de la urbanización donde ocurrió el derrumbe hace un año se mantienen a la espera

28 de julio de 2016 05:41 pm

Por: BRENDA A. VÁZQUEZ COLÓN | [email protected]

CEIBA — Mientras se emplazan a los nuevos demandados y se asigna nueva fecha para continuar el caso de los residentes de Hacienda Las Lomas en Ceiba, afectados por el colapso del terreno de la calle #2, sigue la angustia para los que se fueron y para los que se quedaron.

Este es el caso de la pareja compuesta por Luis Piñero de 86 años y María Núñez de 67, quienes compraron su casa cash en $133,00 0 e invirtieron $17,000 en mejoras, para ahora no poder recuperaros.

“Nos presentaron este lugar como uno precioso y vendimos una finca con dos casas para comprar aquí. Ahora no cualificamos para ningún préstamo por nuestra edad y no podemos irnos a otro lugar. Vivimos con $700 de pensión. Nuestra única esperanza es que nos den la inversión en la demanda, más algo por daños emocionales”, dijo Núñez.

La residente tiene su hogar en la calle #3 y aunque no ha sido desalojada se siente insegura, ya que se cayó el empañetado de la marquesina y el terreno casi todas las noches ruje como si algo se estuviera rompiendo.

“La calle tiene hoyos y el agua está percolando porque no canalizaron los surcos. Desde que nos reunieron en febrero para discutir el informe de suelo, se fue Manejo de Emergencias y ya no monitorean los movimientos con el inclinómetro. Nos preocupa cuando llueve y ahora es temporada de huracanes”, añadió doña María, a quien le preocupa además la seguridad de los alrededores, ya que la urbanización se esté quedando desierta.

Priscilla Medina, ya no vive allí, fue desalojada. Vive alquilada con la ayuda de los vales de $700 que le otorgaron para pagar la renta hasta diciembre, pero su banco aún no ha querido disolver la hipoteca.

“Banco Popular nos ofreció una moratoria en noviembre en lo que tomaban una decisión. Se les entregó la carta de emergencia y enviamos fotos. Nos dieron otra moratoria y en febrero se envió el estudio de suelo que dice que mi casa la #A8 no tiene solución, no se puede vivir o arreglar. Nos dieron una tercera moratoria. Nunca hemos dejado de pagar y tenemos miedo de volver a compra”, relató Medina.

Sin embargo, el caso de María Arroyo se está resolviendo porque su banco le otorgó la opción de dación en pago que se ofrece en estos casos.

“Scotiabank me dio este recurso y no me afecta el crédito. Entregamos la casa voluntariamente y perdimos los derechos a la propiedad, pero salimos de la deuda. Ahora esperaremos a ver qué pasa con la demanda”, comentó.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x