El Faro

Para HORIZONTE / Alvin J. Báez

Ayúdalos a vivir mejor

El Faro busca hogar para los perros y gatos que llegan a diario al albergue

21 de agosto de 2014 05:00 am

Brenda A. Vázquez Colón | [email protected]

HUMACAO – Los dejan abandonados en bolsas, cajas o amarrados en la entrada para que el personal de El Faro de los Animales cuide de ellos.

Así llegan muchos de los perros y gatos que hay en este albergue ubicado en Humacao, donde buscan a buenos samaritanos que los acojan como un miembro más de la familia.

La misión del santuario es cuidar a los animales que reciben para darlos en adopción, pero son muy pocas las familias puertorriqueñas que se los llevan, por lo que tienen que recurrir a otros lugares fuera del país.

“Aquí en adopciones nos apoyan poco. La mayoría de  los perros se envían a Estados Unidos porque los americanos son locos con los satos y no les importan si son puppies o adultos. Incluso, hay quienes se dedican a cuidar a los que están enfermos. Sin embargo, los gatos son mayormente adoptados por las tiendas como Petsmart”, explicó José Soto, administrador de El Faro, entidad sin fines de lucro.

El lugar alberga actualmente a 110 perros y 52 gatos. Cuando llegan se desparasitan, esterilizan y reciben sus vacunas para ser adoptados en $60, pero otros no corren la misma suerte.

“Tenemos algunos animales que se quedan aquí hasta que mueren porque están enfermos, no son sociables o son agresivos. No los matamos”, aclaró Soto en entrevista con HORIZONTE. “También hay razas que no los adoptan adultos, como los pitbull, aunque los de aquí son mansos”, aclaró.  

El santuario, que se creó en el 2001, consistía de jaulas alquiladas a un veterinario. Luego se trasladó a una casa alquilada en el barrio San Antón y más adelante se compró un terreno en el barrio Cataño de Humacao, donde se encuentran las antiguas instalaciones y las nuevas en construcción. 

“Solo falta que se construya un pozo de agua y tirar unas tuberías en el nuevo edificio. Tendremos una enfermería, cocina, cuarto de aislamiento, salón de reuniones y un hotel para generar ingresos, porque nos mantenemos con donaciones del Gobierno y de los ciudadanos”, explicó Mónica Yoma, presidenta de la Junta de Directores.

Yoma resaltó que El Faro de los Animales, que opera con nueve empleados y un equipo de voluntarios, necesita la cooperación de la gente para sufragar gastos como agua, electricidad, comida, servicios médicos y el salario de sus empleados.

“Buscamos donativos en efectivo, comida o voluntarios para limpiar, bañar o jugar con los perros para socializarlos. También necesitamos un electricista que nos ayude con las nuevas instalaciones”, dijo la presidenta sobre las necesidades para alimentar y cuidar a los animales.   

De hecho, la actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez estuvo de visita en El Faro en marzo pasado como portavoz de Pet SOS, entidad que seleccionó al albergue humacaeño para hacerle un donativo para continuar el cuidado de los animales.

Asimismo, Sánchez aprovechó su estadía y se reunió con el alcalde de la Ciudad Gris, Marcelo Trujillo Panisse, para que apoye los trabajos de mejoras del albergue que están en proceso.

Si desea cooperar con El Faro de los animales puede enviar su donativo al P.O. Box 637, Punta Santiago, P.R. 00741 o haga  su donación en www.elfaropr.org. Para adoptar  o convertirse en voluntario puede visitar el albergue o comunicarse al (939) 247-3120.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x