La casa de árbol se construyó hace más de 20 años.

La casa de árbol se construyó hace más de 20 años. / PARA ÍNDICE EL NORTE / ALVIN J. BÁEZ

ENCANTO NATURAL

Hacienda Don Carmelo, además de ser un espectáculo a la vista del turista, alberga la única escuela de arte ecuestre de Estados Unidos

12 de mayo de 2016 07:00 am

Por: SIGFREDO RIVERA CRUZ | [email protected]

VEGA BAJA — La hacienda donde se crió el caballo que sirvió como regalo para los reyes de España durante su vista a Puerto Rico en 1987, abrió sus puertas en Vega Baja para recibir a visitantes locales e internacionales, mediante ofrecimientos turísticos que inician con una excursión sobre la historia de los caballos en la Isla y concluyen en un espectáculo ecuestre en el que los potros bailan.

“Puerto Rico ha sido un pueblo caballista desde sus comienzos. Cuando abrimos las puertas de la Hacienda Don Carmelo, quisimos que el turista que nos visite aquí pueda recibir un tour que llamamos ‘El mundo del caballo’ y en el que solamente, queremos afirmar la relación tan importante que tiene el País con estos animales”, ex plicó la principal administradora de la Hacienda, Melba Figueroa, a ÍNDICE EL NORTE.

De acuerdo con Figueroa, la Hacienda Don Carmelo fue una próspera finca ganadera hace más de 50 años, que posteriormente se estableció como un lugar dedicado a la crianza y al entrenamiento de caballos.

Ahora la localidad alberga la única escuela de arte ecuestre de Estados Unidos y además de la crianza de caballos, alquila sus instalaciones para la realización de eventos corporativos o bodas.

“Tenemos una casa de árbol que se construyó hace más de 20 años. Es uno de los atractivos turísticos más emblemáticos de la Hacienda, porque cuando se terminó, fueron los estudiantes de la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico, quienes vinieron a pintarla. Es un lugar hermoso que se ha convertido en el ícono de este lugar”, dijo Figueroa.

La propietaria de la localidad, afirma que la Hacienda ubicada en la carretera 670 del barrio Algarrobo en Vega Baja, cuenta con los recursos para hacer del caballo, uno de los principales productos en la canasta de atractivos de la Isla.

“A través de la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, Ingrid Rivera, obtuvimos el año pasado la certificación como un proyecto agroturístico. No solo por la belleza natural que la hacienda tiene, sino por el tratamiento agrícola hacia el caballo”, agregó Figueroa sobre Hacienda Don Carmelo, que admite a sus visitantes en grupos de 30 personas y recibe sus peticiones a través de su página en Facebook.

“Tenemos una tienda de recuerdos para que turistas, escuelas, centros envejecientes y otros grupos nos vengan a visitar. También tenemos un kiosco donde se puede comer y tomar refrigerios después de participar de nuestro paseo y presenciar alguno de nuestros espectáculos ecuestres. Lo único que queremos es promover la importancia del mundo ecuestre en la Isla”, expresó la propietaria.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x