Visualmente visionaria y llena de imaginación

Fico Cangiano

CineXpress: Fico Cangiano

20 de julio de 2017 07:52 am

[email protected]

“Valerian and the City of a Thousand Planets” merece ser vista en el cine solo y específicamente por su originalidad y los riesgos que toma

Valerian

Suministrada

Hoy estrena en cines locales la nueva oferta cinematográfica del cineasta francés Luc Besson.

20 años después de habernos entregado lo que terminó siendo un clásico de culto, “The Fifth Element”, el escritor y director regresa para deleitarnos con “Valerian and the City of a Thousand Planets”.

Basada en una serie de cómics de ciencia ficción francesa, Valérian and Laureline (1967-2010), el filme cuenta la historia de cómo los operativos especiales Valerian y Laureline deben detener una gran amenaza y salvar a Alpha, una vasta metrópolis y hogar para especies de miles de planetas.

Lo bueno…

La primera hora de Valerian es sensacional. Desde un genial prólogo hasta las primeras secuencias de acción que involucran a Valerian y Laureline en su nueva misión, la primera mitad del filme está llena de energía y locura.

Desde su comienzo, uno queda hipnotizado por este increíble mundo que Luc Besson ha creado. Desde la estación espacial de convergencia, Alpha, hasta el diseño de las diferentes especies de vida, el “world building” es muy impresionante.

Otro elemento grandioso de Valerian lo son los efectos visuales. El trabajo aquí es de primera clase y muy satisfactorio. Desde los tiros espaciales de lejos, hasta los tiros de cerca de los rostros de los alienígenas en movimiento, todo es sumamente impresionante.

Para mi gran sorpresa el uso de CGI en ningún momento se parece a los de un video juego. Nada más que por esto, el filme merece ser visto en la pantalla grande.

Lo malo…

Lamentablemente, la segunda mitad del filme no puede mantener el ritmo y peso, y todo se va derrumbando. Con la llegada del personaje de la cantante Rihanna (malísima) las cosas comienzan a descarrilarse. Las cosas frenan aquí y el enfoque de la misión se pierde. La trama se torna repetitiva (rescates tras rescates) y demasiada tonta. Ya para el tercer acto, la diversión e interés ya se ha desinflado.

El guion de Valerian deja mucho que desear. El mismo incluye una trama tonta, pésimo diálogo y muchos personajes de cartón sin desarrollo alguno.

La cinta no incluye ningún personaje al cual la audiencia pueda identificarse. Incluso, los actores que protagonizan el filme probablemente no eran los indicados.

Dane DeHaan es muy buen actor, pero su personaje tipo James Bond espacial, no cuadra con una cara y actitud tan joven. Por el otro lado, Cara Delevingne simplemente todavía no es capaz de cargar como protagonista un filme.

En fin…

Valerian es un hermoso enredo. Digamos, “a mixed bag”. Por un lado, te impresionará con sus visuales visionarios y enorme imaginación en exhibición. Pero por el otro lado, te decepcionará con su guion débil y la falta de conexión con cualquiera de los personajes.

Valerian es un caso de creatividad sobre todo lo demás. Valerian merece ser vista en el cine solo y específicamente por su originalidad y los riesgos que toma. Y algo así no se ve todos los días en el cine.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x