Protégete de las ETS

Dra. Sheila Ashby y Dra. María Bonin

Para ti Mujer: Dra. Sheila Ashby y Dra. María Bonin

18 de julio de 2017 08:19 am

[email protected]

Las Enfermedades de Transmisión Sexual van en aumento y debes estar alerta de los riesgos y cómo prevenir el contagio

Condón

Shutterstock

En la sociedad actual en que vivimos, las Enfermedades de Transmisión Sexual o (ETS) son cada vez más comunes, especialmente en los más jóvenes.

Según alarmantes estadísticas, el 25% de los adolescentes sufren de alguna a menos de un año de haber comenzado su vida sexual activa.

En los últimos años, el Departamento de Salud ha revelado estadísticas en el aumento de las ETS, enfatizando la preocupante alza en pacientes diagnosticados con clamidia, reflejando un aumento de 4,903 a más de 7,300 casos a finales del 2009, y que han ido incrementando de manera escalonada al pasar de los años.

El resto de las enfermedades de transmisión sexual también reflejan alzas: especialmente los casos de gonorrea, sífilis, herpes y VIH/Sida.

Cada una de estas enfermedades puede presentar diferentes síntomas. Por ejemplo, en el caso de la clamidia puede causar infertilidad, o en el caso de la mujer la enfermedad pélvica inflamatoria que puede obligar a extraer sus órganos reproductivos.

La sífilis puede causar nacimiento de niños con deformaciones en el caso de mujeres embarazadas, molestia al orinar en los hombres y daños en el corazón o huesos de forma permanente en ambos sexos.

Y el conocido virus del VIH/SIDA en el peor de los casos podría causar hasta la muerte. Pero, entre los síntomas más comunes que presentan todas estas enfermedades entre sí incluyen ronchas y llagas dolorosas en las áreas del cuerpo utilizadas al momento de llevar a cabo el acto sexual, como la boca, ano y partes genitales.

Es importante estar al tanto de cuáles son los factores de riesgo y cómo podemos prevenir el contagio con alguna ETS al momento del contacto sexual. Tener actividad sexual en edad adolescente, entiéndase entre los 14 y 17 años, es el primer factor de riesgo.

Los adolescentes corren un mayor riesgo porque sus anticuerpos aún no se encuentran lo suficientemente desarrollados para luchar contra enfermedades de esta índole. Tener múltiples parejas es un enorme factor de riesgo, por lo que se recomienda mantener relaciones con una sola persona y asegurarse que la misma no esté contagiada con ninguna ETS.

De igual manera, una forma de prevenir el contagio de cualquiera de estas enfermedades es el uso constante de condones en las relaciones sexuales.

Se recomienda realizarse pruebas una vez al año en aquellos pacientes de alto riesgo que no utilizan condones, han cambiado de pareja o tienen múltiples parejas. En el caso de jóvenes menores de edad pueden realizarse las pruebas de ETS con la autorización de un adulto y en confidencialidad médico-paciente.

La Dra. Sheila Ashby y Dra. María Elena Bonnin tienen su práctica privada en Navitas Med en la avenida Winston Churchill en Río Piedras y su centro de estética y anti-agint Skin by Navitas. (787)753-4198 o www.navitasmed.com

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x