Una guía para no perderme en el camino

Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

Love Seat: Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

21 de enero de 2017 11:38 am

[email protected]

Descubre cuáles son las señales que nos dirigirán al camino correcto hacia el fortalecimiento de nuestra vida individual y de pareja

Caminando, puente, excursión

Shutterstock

La actividad del “hiking” se caracteriza por las caminatas largas que se realizan a través de áreas rurales, con el fin de hacer ejercicios, contemplar, o cosas similares a éstas. Algo que facilita el recorrido por estas áreas son las marcas como lo son las cintas o pintura con dibujos específicos en los árboles que van dando un sentido de dirección al caminante hacia el destino deseado. Ciertamente, estas señales dan mucha seguridad ya que logran calmar la incertidumbre que podría causar el trayecto.

La terrible sensación de estar perdido   

Sentirse perdido es una de las sensaciones más desoladoras, inquietantes y abrumadoras que podemos experimentar los seres humanos. Nos hace sentir vulnerables ante la ausencia de certeza y seguridad, provocando que en muchas ocasiones tomemos decisiones equivocadas o peor aún, nos lleven a paralizarnos imposibilitando que se tomen acciones proactivas a favor del bienestar propio.    

Ahora bien, a nivel relacional, ¿cuántos podrían decir que han experimentado ese sentimiento de haberse perdido a ustedes mismos o inclusive haber perdido lo que tenían como pareja? Ese sentimiento y cuestionamiento lo he escuchado anteriormente en mis intervenciones con pareja. Me llega a memoria una esposa que se dice así misma en medio de la terapia para reconstruir la relación luego de la infidelidad de su conyugue: “Dejé de ser yo, me perdí.”; y otra que se pregunta “¿cuándo nos perdimos?, refiriéndose a ella y a su conyugue luego de haberme descrito el inicio de su historia de amor llena de magia y conexión.   

A esas preguntas seguirían otras tales como: ¿qué señales no logré captar o seguir en el camino? ¿cómo podemos volver al camino correcto que lleve a encontrase consigo mismo y con lo que tenían como pareja? Es aquí en donde viene a mi memoria las señales de los árboles.  ¿Cuáles pueden ser entonces esas señales que nos dirijan al camino correcto? Definitivamente, necesitamos señales en nuestra vida individual y de pareja que nos permita mantenernos en la ruta correcta. Se necesitan señales concretas que ayuden a mantenerse en el camino hacia el fortalecimiento de la propia persona y de la relación.    

Señales que nos llevan a nuestro destino

Auto-conocimiento

La primera señal la llamaré auto-conocimiento. Solo conociéndonos a nosotros mismos podríamos darnos cuenta si estamos perdiéndonos o no en el camino. Es importante conocer esas virtudes y fortalezas que todos tenemos. Es esencial proteger eso maravilloso que nos distingue como persona. Nuestra pasión, alegría, habilidades, dulzura, espontaneidad, independencia, autonomía, determinación, seguridad, entre otras cualidades. Mantener cultivando todo lo bueno en nuestra persona es una manera de mantenerse en la ruta correcta.

Por otro lado, en el momento en donde se identifique que se comienza a descuidar aquello que los hace único y especial, es aquí donde es necesario detenerse a pensar y a evaluar porqué y cómo se está abandonando aquello que los distingue positivamente como personas. Es posible que las respuestas estén relacionadas con el deseo de agradar y complacer al otro; debido a inseguridades propias; el miedo a perder a la pareja o inclusive el miedo a estar sola/o; o inclusive los estresores de la vida como lo son la economía, los estudios, la familia, entre otros.         

Emociones

Los seres humanos utilizan sus cinco sentidos para conocer el ambiente que los rodea. De ese modo, pueden identificar lo que les provoca gusto o disgusto al considerar las emociones que experimentan al tener contacto con el ambiente a través de sus sentidos, lo cual los ayudará a definir cuáles son sus preferencias, intereses y lo que les gusta. Esa información obtenida formará parte importante de todo lo demás que definirá su personalidad como los son también sus valores y habilidades.  

De modo que, identificar mis emociones permitirá tener información sobre lo que nos gusta y sobre lo que realmente queremos para la vida. Por ejemplo, pensemos en una mujer que sabe que abrazar y acariciar la hace sentir feliz, pero no puede serlo con su pareja ya que éste es poco afectivo. Debido a la poca afectividad de su pareja, ella termina cohibiéndose de expresar su amor de forma táctil, lo cual puede provocar que se sienta triste e incómoda. Así que, permanecer en esa relación sin poder manifestar esa característica de su personalidad estaría provocando que ella reprimiera su deseo de ser afectuosa, lo que la estaría llevando a perder parte de su persona en esa relación. Por lo tanto, es importante escuchar esa emoción de tristeza e incomodidad que ella siente con el fin de tomar acción. Dialogar con su pareja para resolver el conflicto que ella tiene para que así ambos logren llegar a acuerdos y puedan sentirse satisfechos en su relación podría ser un buen acercamiento a esta situación.      

Amor propio

¿Cómo me amo a mi mismo?, se preguntan muchos. El amor hacia nosotros mismos es accionar a favor de nuestro bienestar emocional, mental y físico. Es decidir: respetar mi persona y darme a respetar; compadecerse de sí mismo; auto-perdonarse por los errores cometidos; aceptar las fortalezas y debilidades propias; afirmar palabras positivas hacia nuestra persona; creer en nosotros mismos; en fin. Esta es la tercera señal.

Volviendo al camino

La vida tiene muchos caminos. Muchos parecen ser la ruta que nos llevará a lo que más anhelamos para nuestra vida personal y sentimental. Sin embargo, con el tiempo, nos damos cuenta que posiblemente hemos tomado la ruta equivocada, perdiéndose a sí mismo en el camino. A pesar de esa realidad, no se debe perder la esperanza de encontrarse. A modo de afirmación, para poder disfrutar plenamente de una relación, es esencial lograr mantener aquello que nos caracteriza como individuos; todas esas cualidades y fortalezas que nos hacen únicos. Es abrazando nuestra persona con todo eso bueno que posee que podemos aspirar a disfrutar de nosotros en la relación junto con la determinación de mejorar todas esas otras áreas que necesitan ser mejoradas como puede ser el manejo de emociones entre otras. 

Decidir buscar la manera de volver a encontrarnos a nosotros mismos se puede convertir en uno de nuestros proyectos de vida. Es posible que para lograrlo encontremos vías que puedan llegar a ser largas, difíciles, y/o inciertas. Por tal razón, es importante que busquemos la ayuda necesaria que facilite el trayecto. Profesionales de la conducta humana, líderes religiosos, amistades y familiares sabios, entre otras redes de apoyo pueden ser facilitadores valiosos.  También, pasar tiempo consigo mismo ayuda a organizar pensamientos y aclararlos. Sin lugar a duda, urge hacer camino en medio de los obstáculos y crear puentes que ayuden a cruzar al otro lado en donde se encontraran consigo mismos y con eso que disfrutaban de su relación de pareja.

Dra. Libna Sanjurjo. La autora es psicóloga clínica con práctica privada en Hato Rey. [email protected]

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x