Soltería, no soledad

Jacqueline Jiang

Enamora(miento): Jacqueline Jiang

27 de noviembre de 2016 10:00 am

[email protected]

No hay duda de que pasar las navidades con pareja es una de las cosas más hermosas que hay, pero lo que realmente importa es estar con la gente que amas

Cena de Acción de Gracias

Shutterstock

Nadie quiere estar solo durante las festividades. Al menos eso es lo que puedo decir de mi experiencia. Recientemente, mi amiga hizo un chiste de que ella dijo que ella tenía más suerte con los hombres durante esta época del año; que tienen tanto miedo de estar solos que salen con quien sea que les de atención. Como chiste, veo la parte graciosa, aunque no estoy de acuerdo del todo. He sido exigente y complicada con el sexo opuesto, incluso durante Thanksgiving, Navidad, Año Nuevo y Tres Reyes, pero estaría mintiendo si dijera que mantenía la misma cantidad de indiferencia y apatía de estar sola durante este momento. Es obvio que uno quiere una pareja con quien compartir estas vacaciones, alguien con quien beber coquito mientras vas de puerta en puerta de parrandas y disfrutando el tiempo juntos. Este año, estoy soltera por primera vez desde que tenía 16 años. Y cuando digo sola, me refiero a realmente sola; no hay ningún chico con quien esté hablando, no tengo un Skype date esperándome en alguna parte del mundo, no tengo un jevo o novio con quien cocinar, ni el “Plus One” para llegar a una fiesta de algunas amistades, familiares, o compañeros de trabajo. Sólo soy yo, por primera vez.

Cuando comencé a darme cuenta de que iba a estar soltera durante esta época, empecé a badtripiarme. Había pasado todo el año con resistencia de conocer o salir con alguien porque sabía que me iba a estar mudando de Puerto Rico. Iba a trabajar como maestra en China y no quería estar apegada a nadie que me hiciera considerar quedarme. La salud deteriorada de mi madre terminó manteniéndome aquí y no fue hasta sólo dos semanas atrás que me di cuenta que estaría soltera para Thanksgiving.

Por alguna razón innecesaria, empecé a preguntarme frenéticamente ¿qué haría? ¿A dónde iría? ¿Con quién pasaría el tiempo? Pensé, inclusive, que la gente pensaría que yo era patética por estar sola durante las navidades. Mentalmente, comencé a crear una lista de personas que estarían solas como yo, preguntándome si podría de alguna manera conseguir que todos estuviéramos juntos, para celebrar este día de dar gracias, dando gracias de no estar solos. Finalmente, tuve que detenerme. “Jackie, ¿en qué rayos estás pensando? Thanksgiving siempre ha sido un día de familia y amistades”. Al sentir lástima por no tener un amante con quien pasar el día, perdí la razón por la cual este día es tan importante.

Momentos después, me di cuenta que muchos de mis amigos también compartían conmigo esta soltería (pero no la soledad). Algunos de ellos querían tener más relaciones sexuales con más gente antes de establecerse, mientras otros como yo, estaban buscando una relación seria y algunos no tenían ni idea de lo que estaban buscando. Todos estuvimos de acuerdo que el día de pavo se pasaría entre amistades, como lo había hecho cada año, excepto esta vez, sin pareja. No había argumentos sobre dónde sería, vestimenta, o quién traería que (un argumento que había tenido con mis ex parejas varias veces antes). Ya no tenía que preocuparme de agradar a nadie, de decir algo malo durante la cena de la familia de mi pareja o de beber una copa de vino adicional y hacer una mala impresión. Esto iba a ser un worry-free Thanksgiving.

No hay duda de que pasar las navidades con su pareja es una de las cosas más hermosas que hay, pero lo que realmente importa es estar con la gente que amas, sin importar tu relationship status. En palabras de Walt Whitman, “I celebrate myself… “Que siempre nos celebremos.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x