Receta para caracoles a la borgoñona

Priscila FarCo

Gastrometraje: Priscila FarCo

16 de noviembre de 2016 12:00 pm

[email protected]

El Gastrometraje de hoy homenajea a una de las películas más emblemáticas de todos los tiempos

Pretty Women

Suministrada

A   F#m  D   E…    Así escrito no les sonará de nada (o solo a aquellos más “musicales”), pero si los relacionan con el título de esta entrada seguro que ya identifican los acordes iniciales…  Pretty woman, walking down the street… Pretty woman… 

¡Sí! El Gastrometraje de hoy homenajea a una de las películas más emblemáticas de todos los tiempos.

En esta versión de “La Cenicienta”, el célebre cuento infantil del francés Charles Perrault, el príncipe es el millonario Edward Lewis, encarnado por el actor Richard Gere, y la princesa aparece representada por la chica sin fortuna Vivian Ward, papel que lanza a la fama definitivamente a Julia Roberts.

El conjunto también tiene unas buenas dosis de “Pygmalion”, la famosa obra teatral de George Bernard Shaw, origen del musical “My fair laidy”, protagonizado por Audrey Hepburn y Rex Harrison, en la medida en que él le da a ella lecciones de cómo comportarse en la mesa, como en la escena de “Pretty woman” en que Edward le enseña a Vivian a comer caracoles con distinción, algo bastante complicado tanto para un iniciado como un experto en la materia, pues el resbaloso caparazón del animal no contribuye a hacer un buen papel en la mesa.

Antes de comenzar con la receta, unos pequeños tips útiles para comer caracoles con estilo y no perder la dignidad en el intento: el secreto está en utilizar unas pinzas especiales para cogerlos (¡nunca con los dedos!). Para extraer la carne del caracol, debemos ayudarnos de un tenedor con la otra mano e intentar realizar la operación con la mayor discreción posible, que se nos note experimentados…

Y ahora sí…

Ingredientes (para seis personas)

– Seis docenas de caracoles cocidos y preparados.

– 2 onzas (50 g) de chalotas.

– 2 dientes de ajo.

– 17 onzas (500 g) de mantequilla blanda.

– Un ramillete de perejil.

– Pimienta molida.

– Una cucharada sopera de sal.

Preparación

#1. Se sacan los caracoles de sus conchas y se conservan ambas cosas por separado.

#2. A continuación, se pelan las chalotas y los ajos y se pican muy pequeños. La misma operación debemos hacerla con el perejil. También cortamos la mantequilla en trozos y mezclamos con todos los ingredientes picados. Tenemos que trabajarlo bien hasta conseguir una pomada uniforme. Seguidamente añadimos la sal y algo de pimienta.

#3. Una vez realizado esto, sumergimos los caracoles durante cinco minutos en agua hirviendo salada e inmediatamente los ponemos bajo el grifo de agua fría para cortar la cocción; luego los escurrimos bien.

#4. Para el relleno del caracol, ponemos un poco de mantequilla preparada en el fondo de cada concha de caracol; después los metemos en sus conchas y los cubrimos con el resto de la mantequilla. Debemos dejarlos reposar en la nevera durante veinticuatro horas.

#5. Pasado este tiempo, encendemos el horno a 160º y colocamos los caracoles en la bandeja del horno, con la parte de la abertura de la concha hacia arriba. Esperamos media hora para que el horno esté bien caliente y entonces los metemos y dejamos que se cuezan alrededor de cinco minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, los servimos con la mantequilla aun chisporroteando.

Y si no queremos protocolos, ni noches de largo, ni tampoco estar pendientes de que nos salga volando el bichejo a la mesa de al lado mientras intentamos pincharlo… ofrezco un plan alternativo: peli de “Pretty Woman” en casa y nuestros caracoles a la borgoñona caseros… ¡Un plan de lo más Gastrometraje!

 

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x