La importancia de las relaciones para las mujeres

Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

Love Seat: Dra. Libna A. Sanjurjo Meléndez

18 de octubre de 2016 02:43 pm

[email protected]

¿Qué necesita una mujer para no desmotivarse en la relación? ¿Cómo lograr que siga amando a su hombre como esa primera vez?

Corazón

Shutterstock

La importancia de las relaciones para las mujeres

Una de las cosas que más disfruto es poder reunirme con una de mis amigas más cercanas para platicar y tomar café. Entre la variedad de temas que hablamos, no podía faltar el tema de las relaciones de pareja. Me comentaba sobre lo importante y especial que es para las mujeres estar en pareja.

Ciertamente, las relaciones de pareja son ese proyecto personal que las mujeres anhelan tener. Por naturaleza, les gusta nutrir y trabajar sus relaciones. Sueñan con tener algo propio y construir su relación de pareja, formando así su familia.

Diferentes enfoques

A diferencia de nosotras, los hombres, usualmente, tienden a enfocarse en otras metas o proyectos más allá de lo que es la relación.

Para ellos, generalmente, las relaciones son parte de su vida más no son el todo. Por tal razón, suelen tener “hobbies” deportivos y/o musicales entre otros. Por el contrario, para nosotras, las relaciones usualmente asumen un rol central en nuestras vidas.

Tal enfoque produce que frecuentemente procuremos construir y alimentar esas conexiones invirtiendo bastante tiempo y energía en ellas.  

Debido a la diferencia de enfoques entre hombres y mujeres y de la energía física y emocional invertida por ambos en la relación, las mujeres verán la balanza más inclinada hacia ellas por todos sus esfuerzos en comparación con los de los hombres. Tal resultado podría responder al hecho de que ellas terminen comparando los esfuerzos de ellos con su propia ejecución y no con la de ellos, lo cual provoca que lleguen a descartar o desvalidar los esfuerzos o progresos de los hombres.

Esta comparación hace que ellos terminen quedando en desventaja, sintiéndose frustrados y desanimados, y por consiguiente ellas terminan sintiéndonos no amadas y decepcionadas, lo cual las lleva a terminar la relación o desviar su atención hacia otros proyectos.

Para que esto no ocurra, lo recomendable sería que procuremos conocer la personalidad, emociones y pensamientos de los hombres de modo que al momento de pensar en la inversión que le dan a la relación los comparemos con ellos mismos y no con nosotras. De este modo, al comunicarnos con ellos, podremos ser más objetivas y racionales con el fin de lograr resolver los problemas o emociones no agradables que estén experimentando en la relación.

Por otro lado, para lograr un balance en la relación, sería recomendable para las mujeres procurar tener “hobbies” y/o proyectos personales, además de brindarle la atención a la pareja, lo cual ayudaría a los hombres a mantenerlos interesados en construir la relación, ya que sentirán que ellas no están ganadas y que necesitan llamar su atención de forma frecuente. Si ellos sienten que las tienen, su atención se desviara a otra meta y/o proyecto, descuidando así la relación.

Necesidades emocionales de la mujer

¿Qué necesita una mujer para no desmotivarse en la relación? ¿Cómo lograr que siga amando a su hombre como esa primera vez?

A continuación, intentaré brindarles un mapa que permita llegar a su corazón y mantenerlas enamoradas.

Escucharla. Ellas necesitan sentir que ellos las escuchan, comprenden y validan sus emociones. No esperan siempre que les resuelvan el problema que comparten, sino más bien que puedan regalarles sus oídos en momentos de estrés, tristeza o inclusive alegría.

Que las hagan reír. A las mujeres les encantan que los hombres las hagan reír y las sorprendan con sus ocurrencias, y espontaneidad. 

Admirarlos. Hombres que luchan por superar sus situaciones personales y emocionales; que se esfuerzan por su familia; y que proveen tanto física como emocionalmente al hogar provoca que ellas los admiren y se sientan orgullosas de ellos.      

Apoyo y asistencia. Hombres que las apoyen emocional y físicamente en la crianza, y en la administración y economía del hogar.

Apreciación y valoración: Que valoren con hechos y palabras los esfuerzos que ellas hacen por mantener la familia unida y que las aprecien por lo que son y hacen por la relación.   

Aceptación. Que las acepten con sus virtudes y áreas a trabajar. Que no las critiquen.  Que puedan sentir que pueden ser ellas mismas a su lado.

Cortejadas. Que las conquisten y procuren tener su atención. Sentirse enamoradas con acciones y palabras que las hagan sentir alagadas, únicas y atractivas ante sus ojos.

Comunicación. Brindar la información necesaria para que ellas los puedan entender. Además, las mujeres necesitan escuchar palabras afirmativas de las emociones de ellos hacia ellas. No basta tan solo las acciones, estas necesitan ser acompañadas con palabras. Que les recuerden como disfrutan hablar con ella, mirarla, y/o estar a su lado.  

Seguridad. Necesitan sentirse seguras tanto física como emocional mente al lado de ellos.

Confiar. Las mujeres necesitan que los hombres sean honestos y transparentes con ellas.

Intimidad emocional. Conocer el interior emocional de ellos y poder compartir el de ellas con ellos. 

Una inversión que vale la pena

Las mujeres somos para los hombres como un amanecer que los alegra y maravilla. A su lado, ellos experimentan alegría y sentimientos placenteros. A su vez, ellas anhelan poder amarlos, consentirlos y complacerlos. Sin embargo, provoca mucho resentimiento y dolor en ellas el ser lastimadas, desvalidadas, criticadas, engañadas u ofendidas. Es entonces cuando el amanecer de los hombres se convierte en atardecer.   

Así que, para que el sol siga brillando, es importante que los hombres prioricen e inviertan tiempo y energía en la relación de pareja; y sobretodo, que logren amarlas con acciones y palabras, además de tratarlas con respeto, consideración, ternura y empatía. De esta forma, estarán haciendo la inversión más importante y significativa que puedan hacer en su vida.Una inversión que valdrá la pena.   

---

Dra. Libna Sanjurjo.
La autora es psicóloga clínica con práctica privada en Hato Rey.
[email protected]
   

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x