La importancia de dedicarnos tiempo

Karla Aimar

Habemus Baby: Karla Aimar

07 de agosto de 2016 08:00 pm

[email protected]

Pregúntate: ¿Qué hago por mí a diario?

Mama

Shutterstock

Muchas veces me han preguntado cómo puedo levantarme dos o tres veces en la noche a darle leche a mi hijo, y luego levantarme nuevamente a las 6:00 a.m. para continuar con mi día.

A veces me sorprende la pregunta pues creo que somos muchas las mamás que lo hacemos, pero bueno.

La realidad es que no es fácil pero yo lo hago con un propósito especial y es poder gozar de unos buenos y merecidos minutos de “me-time”. ¡Necesitan entender la importancia de esto!

Las mamás pasamos muchas horas al día en estrés, trabajando (tanto en el hogar como en la calle), atendiendo a los niños, cocinando y bregando con veintemil cosas a la vez. No debe sorprender que de vez en cuando muchas madres digan que están a punto de perder la cabeza, y eso no es bueno.

Ampliar

Shutterstock

Mi paz mental y estabilidad emocional son tan y tan importantes para mí que hago lo que sea necesario por sentirme bien -o lo mejor posible- diariamente, no solo por mi bienestar, sino por el de mis hijos que me necesitan sana en todos los aspectos.

Entonces, entre otras cosas que he puesto en práctica desde que soy mamá, mi rutina de cada día incluye despertar mientras todos duermen y darme cariño. Me levanto, me lavo los dientes y me doy un baño rapidito porque al fin y al cabo, nadie me garantiza que mis hijos no se vayan a levantar.

Ya vestidita y refrescada, mis pasos se dirigen a mi ‘morning station’ donde preparo un sabroso café y me tomo las vitaminas del día. Una vez esa bebida caliente y mágica está lista, me voy a una mesita blanca de madera que tengo en un pequeño comedor. Sobre esa mesa tengo dos libros que me han ayudado a ser mejor ser humano y me motivan a emprender como persona.

Luego de encomendar mi día a Dios, trato de leer dos páginas de cada libro RELAX, saboreando CADA SORBO de café. Si luego de esto mis hijos aún siguen durmiendo, aprovecho para organizar mi agenda, adelantar trabajo y así tener un día más calmado.

Ampliar

Suministrada

Estos minutos de silencio que me dedico son la clave para que pueda continuar mi día sin -como mencioné anteriormente- sentir que estoy a punto de perder la cabeza. Si yo no me doy cariño y me otorgo estos momentos de paz, ¿quién más lo hará? Don’t get me wrong, mi esposo es muy atento, pero igual que yo trabaja y tan pronto despierta, su mente está puesta en los clientes que tiene que visitar y en que si no se apura lo va a coger el tapón.

Cada quien sabe cómo es que funciona mejor. Yo les compartí mi secreto, no solo para que lo adopten las que quieran, sino para que reflexionen si están dedicándose algún tipo de tiempo para ustedes.

Pregúntate: ¿Qué hago por mí a diario? Ya lo he escrito muchas veces y ahora lo vuelvo a hacer: ser mamás no nos quita que seamos mujeres. Tenemos que darnos cariño, atendernos, calmarnos, fomentar nuestra autoestima.

El tiempo que te dediques cada día no tiene que ser de dos horas que te desajusten la rutina. Verás que con diez minutitos que inviertas en ti, te sentirás mejor. Recuerda que de la manera en la que nos sentimos es que vamos a tratar a quienes nos rodean. :)

Dedícate tiempo, mamá. 

¡Lindo domingo!

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x