Así se hacen las galletitas de Alice in Wonderland

Priscila FarCo

Gastrometraje: Priscila FarCo

20 de julio de 2016 08:00 pm

[email protected]

Para que puedan desarrollar su imaginación, como en el mundo de Alicia, vamos a trabajar con galletas, que permiten decoraciones en su superficie y son muy sencillas de hacer

Foto Alicia en el País de las Maravillas

Priscila FarCo

Poco después, su mirada se posó en una cajita de cristal que había debajo de la mesa. La abrió y encontró dentro un diminuto pastelillo, en que se leía la palabra “CÓMEME”, deliciosamente escrita con grosella. “Bueno, me lo comeré”, se dijo Alicia, “y si me hace crecer, podré coger la llave, y, si me hace todavía más pequeña, podré deslizarme por debajo de la puerta. De un modo u otro entraré en el jardín y eso es lo que importa”.

-Lewis Carroll, "Alicia en el País de las Maravillas"

Una niña. Un sueño. Un gato. Un conejo blanco. El sombrerero loco. La Reina de Corazones… con estas pistas ya sabemos de qué película-obra literaria estamos hablando... ¡Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas!

¿Quién no se ha sentido alguna vez dentro de un mundo de fantasía y, de pronto, ha despertado de un sueño que parecía muy real? Y es que a menudo la mente nos traiciona, como en el caso de la pequeña Alicia, que llevada por el tedioso cuento que le narraba su hermana cayó irremediablamente en un sopor que le llevaría a vivir mil y una aventuras por un mundo de locura.

SI TE INTERESA: Estrenamos un blog para hacer realidad la comida de las películas

Así, la imaginación desbordante del autor de esta historia, Lewis Carroll, ha sido tan influyente en la cultura de todo el mundo que su relato ha sido adaptado a representaciones teatrales, musicales y, como no, cinematográficas.

De hecho, el libro se ha llevado al cine más de una decena de veces. Aunque las versiones que más recordaremos son la que produjo Walt Disney en 1951 con dibujos animados y la más actual, dirigida por Tim Burton y su segunda parte, "Alicia a través del espejo", basada en la novela "A través del espejo y lo que Alicia encontró allí", del propio Lewis, también podemos encontrar muchas otras, como la dirigida por Bud Pollard en la que se rodó la historia de Alicia en el cine sonoro por vez primera; la dirigida por McLeod, con actores de la talla de Gary Cooper y Cary Grant; y otras convertidas a musicales que aportan un punto de vista diferente a la historia, entre muchas más.

SI TE INTERESA: "Alice's Adventures in Wonderland" sigue viva después de 150 años

Como en Gastrometraje nos apasiona el cine, pero también la gastronomía, hemos seleccionado esta película porque en ella aparecen unos deliciosos bocaditos que también han sido reinterpretados en numerosas ocasiones.

Sí, hablamos de los pastelitos que Alicia comía para hacerse más grande, junto a los brebajes que la hacían empequeñecer. Como no queremos que ninguno de nuestros lectores sufra ningún cambio físico al probar esta receta, vamos a olvidar el componente secreto que añade el toque mágico a los pasteles. Además, para que puedan desarrollar su imaginación, como en el mundo de Alicia, vamos a trabajar con galletas, que permiten decoraciones en su superficie y son muy sencillas de hacer.

Atentos a la explicación y no se despisten con ningún conejo blanco si les pregunta qué hora es…

Ingredientes

*Receta para realizar entre 20-30 galletas

  • 4 tazas (500 g.) de harina normal
  • 1 taza (225 g.) de mantequilla sin sal (mejor si está a temperatura ambiente)
  • 1 taza de azúcar blanca (200 g.)
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • Fondant de diferentes colores (o fondant blanco, añadiéndole colorantes alimenticios)

 

Preparación

#1. En primer lugar, batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla vaya quedando esponjosa y la mantequilla vaya adquiriendo un tono blanquecino. Seguidamente, batir el huevo aparte y añadirlo lentamente a la mezcla, mientras se va mezclando todo cuidadosamente. Tras esto, vertemos la vainilla y la pizca de sal. Por último, se añaden la harina y la levadura poco a poco mediante un tamizador, pero sin amasar demasiado; solo ir integrando los ingredientes hasta que quede una masa homogénea.

#2. Una vez lista la masa, y formando un cilindro, se deja reposar entre 30-45 minutos a temperatura ambiente en un lugar fresco envuelta en papel film.

#3. Tras el reposo, se retira el papel y se estira la masa sobre una superficie con harina para que no se pegue, ayudándonos de un radillo, y procurando que la masa no quede demasiado fina, pero sí con el mismo grosor.

#4. Utilizando distintos moldes (puedes comprar algunos con forma de conejo o de sombrero, pero los típicos circulares o cuadrados sirven igualmente), se hunden en la masa para dar forma a las galletas, con cuidado de no deformar la silueta. Cuando ya tenemos suficientes galletas las ponemos en una bandeja sobre papel vegetal y las horneamos a 180ºC (356º F) con calor arriba y abajo y si ventilador durante 15 minutos, aunque vigilándolas para que no se doren demasiado.

#5. Una vez que están hechas, se sacan del horno y se dejan enfriar por completo. Pasado un tiempo prudencial, con los mismos moldes podemos cortar el fondant e ir decorando las galletas a nuestro gusto. Eso sí… no olvides incluir frases como "CÓMEME", o "TOMA UNA", para que se parezcan aún más a las que probó Alicia en sus ensoñaciones.

TIPS: para que el fondant se adhiera mejor a la galleta, podemos mojar la yema de nuestros dedos en agua y pasarla superficialmente por el fondant, y pegar esa cara humedecida a la galleta.

* Priscila FarCo es una bloguera canaria de Tenerife, España, que unió su pasión por el cine y la gastronomía en este blog de recetas sobre platos que se ven en las películas y las series de televisión. Para más recetas, busca Gastrometraje en INDICEPR.COM cada dos miércoles o visita el sitio de Prisicila aquí

Presiona aquí para visitar nuestra portada. 

Cargando...

Continuar

Publicidad

x