Invitación: De vez en cuando, miremos al sur

Crystal Díaz

Deleites de la vida: Crystal Díaz

21 de junio de 2016 06:54 pm

[email protected]

"Allí no hay Outlook, la alarma es un gallo y se vive feliz con lo que se tiene. No hace falta nada más"

Jardín

Crystal Díaz

Visité la ciudad de Medellín en Colombia en estos días. Me contaba un estilista que a esta ciudad hace apenas 10 años nadie se atrevía visitarla y era muy raro ver un turista. Hoy Medellín es cuna de innovación, empresarismo, resiliencia comunitaria y mucha gente quiere ir ver la ciudad. Por eso, allí se celebró el evento Shape LatAm 2016 donde participé junto a otros 167 jóvenes Global Shapers de toda Latinoamérica. Como parte del programa, visitamos varios ejemplos de esta transformación social incluyendo Ruta N, eje de empresarismo en la ciudad, la comuna 13 y Moravia.

La comuna 13 me recuerda mucho el sector La California en mi natal Manatí. Es un barrio muy pobre con cientos de casitas construidas una encima de la otra en plena montaña. Recientemente, el Estado invirtió en esta comunidad y construyó las primeras escaleras eléctricas públicas y gratuitas de Colombia. El trabajo es impresionante, al igual que la vista que se disfruta cuando llegas al final de las escaleras. Ahora, más de 12 mil ciudadanos de ese sector se movilizan con mayor facilidad y seguridad.

Ampliar

Comuna 13

Crystal Díaz

SI TE INTERESA: De la comida, la agricultura y el poder del colectivo

Moravia por su parte, es un barrio que comenzó como una invasión de la orilla del río en los años 50. Entre los años 77 y 84, de todos los posibles lugares y sin pensar en consecuencias sociales, ecológicas y de salubridad, se decidió depositar en un sector del barrio llamado “el morro" toda la basura de la ciudad. Era tanta la basura, que lo que era un llano se convirtió en una montaña de cientos de pies de altura. La comunidad se unió, liderada por las mujeres y tanta fue su lucha que lograron parar el depósito de basura y hoy en día, en concertación con el Estado y las universidades, recuperaron el terreno con tecnología ecoamigable que ha permitido descontaminar la superficie, formar un hermoso jardín y hasta se han formado empresas donde la misma comunidad trabaja. Las circunstancias y la lucha de esta comunidad que vive en el medio de la ciudad, es similar a las de las  comunidades del Caño Martín Peña en San Juan.

Cuenta Doña Elsie, una de las líderes comunitarias que nos dio el tour por el barrio, que esta superación se ha logrado a través de la lucha e inclusión de la comunidad pues: “cuando no se trabaja con los líderes del barrio, de la comunidad, el Estado entra a atropellar”.

Y bueno, luego de cinco días en la ciudad, un pequeño grupo de boricuas nos lanzamos a Jardín, un pueblo cafetalero a unas tres horas de Medellín. 

Ampliar

Vista desde una finca de café en Jardín

Crystal Díaz

Jardín no está desarrollado como lugar turístico. Sin embargo, jamás he visto yo un pueblo que conserve su arquitectura histórica, se obligue a que las nuevas construcciones también reflejen el estilo y sea tan hermoso. ¡Imaginen que todos los centros de nuestros municipios hubiesen pensado así! La cosa es que allí nos montamos en el techo de un Jeep para subir a una de las fincas de café.

Ampliar

Plaza central de Jardín

Crystal Díaz

El departamento de Antioquia, donde están Medellín y Jardín, es la segunda región de mayor producción de café en Colombia. La comunidad ha desarrollado una cooperativa que entonces se encarga de vender el café a grandes empresas y es impresionante lo bien que funciona el sistema. También siembran caña y plátano, el último porque se cosecha todo el año y sirve de sustento alternativo a las cosechas anuales del café.

SI TE INTERESA: Pareja apuesta al negocio de la belleza

En la finca de Doña Margarita nos recibieron con un jugo de naranja literalmente exprimido en el momento y disfrutamos de una súper auténtica bandeja paisa, todo con ingredientes frescos: arroz, frijoles, chicharrón de cerdo, huevo, patacones (tostones) y empanadas. La finca quedó en el cuarto lugar de la región de Jardín en la competencia de café: Taza de Excelencia en Colombia, así que imaginarán que el café es divino y la leche, acabada de ordeñar de la vaca. La vista desde la finca es increíble; el silencio, la paz y la conexión con la naturaleza, envidiables. Dice Don Juano, esposo de Margarita, que “yo soy pobre, pero vivo como un rey”. Yo le creo, allí no hay Outlook, la alarma es un gallo y se vive feliz con lo que se tiene. No hace falta nada más.

Acá en Puerto Rico, no está mal que miremos al norte, pero también deberíamos comenzar a mirar hacia el lado y hacia el sur para ver cómo se hacen las cosas en lugares que comparten más nuestra realidad social y económica.

Medellín tiene 3.7 millones de habitantes, cifra similar a la de la población en Puerto Rico, y a pesar de tener un pasado de crisis y violencia, las ganas y el trabajo de su gente en conjunto con un Estado comprometido han logrado seguir adelante y, en muchas instancias, estar muy adelantados a nosotros los boricuas.

Todo lo que viví en Colombia en estos días se puede resumir en una sola palabra: ESPERANZA. Tenemos mucho que aprender.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x