El precioso caos de la maternidad

Karla Aimar

Habemus Baby: Karla Aimar

12 de abril de 2015 06:00 pm

[email protected]

Maternidad

Shutterstock

Tan reciente como ayer me encontré por Facebook un vídeo muy emotivo donde se entrevistaron a varias mamás con el propósito de saber cuáles habían sido sus sueños en la vida y qué cosas añoraban lograr antes de tener hijos.

Inmediatamente, pensé en mi mamá que siempre nos dijo que de joven soñaba con ser artista. Recuerdo que cuando yo era niña me mostraba su libreta de dibujos y eran espectaculares. Mi mamá no pudo ser artista y tampoco recuerda dónde está su libreta.

Mami y las madres que aparecen en el vídeo tienen algo en común: dejaron atrás sus sueños para dedicarse a la crianza de sus hijos y, al final, aunque permitieron escapar una parte de su identidad, todas coincidieron en que no se arrepienten en lo más mínimo de haber sustituido sus metas y anhelos personales por poner a sus hijos primero.

Me emocioné porque soy madre y soy joven. Yo soy mami hace 28 años. Mi hija es una de las bendiciones más indescriptibles que he recibido y mi amor hacia ella no tiene límites.

He hecho ajustes en mi estilo de vida para poder compartir con ella el mayor tiempo posible, pero por más que intente no puedo visualizar una vida sin metas por cumplir, por mí, por mi hija, por mi familia.

MÁS SOBRE KARLA AIMAR: 7 cosas que aprendí en mi primer año como madre

Tan pronto vi el vídeo valoré aún más a mi mamá. Que ella no haya podido realizar sus sueños por dedicarse de lleno a mis hermanos y a mí no significa que los haya deseado con menos fuerzas que yo.

Rápido me vino a la mente esa famosa frase que utilizan para referirse usualmente a las madres que son desatendidas: “Fue más mujer que madre”. ¿Por qué me llegó a la mente esta frase? Porque una de las cosas que hice al terminar de ver la grabación fue preguntarme si estas mujeres que han abandonado tanto de sí para cuidar de sus hijos son más o mejores madres que yo.

La respuesta es no, y yo tampoco soy más mujer que ellas por querer cumplir mis metas personales. Lo ideal sería poder tener la capacidad de preparar una agenda de vida y que todo se cumpliera en el orden que deseamos. Pero entonces me llega a la mente otra frase que dice que “si quieres hacer reír a Dios, haz planes”.

Algo que he aprendido durante el corto tiempo que llevo dentro del mundo de la maternidad es que ser madre y ser mujer son dos cosas que, aunque se llevan de la mano, a veces deben separarse un poquito.

MÁS SOBRE KARLA AIMAR: VÍDEO: Eres una buena madre aún si no lactas

Recuerdo que en un momento dado trabajé tanto que me bajó la producción de leche materna y quise renunciar inmediatamente, solo porque sentía que aún habiendo lactado a mi hija durante diez meses, no estaba siendo madre suficiente. “Mi deber como madre es renunciar para poder lactar a mi hija”, pensaba.

Decidí llamar a una amiga que había pasado por una situación similar en busca de respaldo y para mi sorpresa, me dijo lo siguiente: “Karlaimar, ya lactaste a tu hija durante diez meses. Ella es una niña saludable y no le va a pasar nada malo si no puedes seguir lactándola porque tu cuerpo no te lo permite. Entiende que tus metas personales también son importantes. Tu papel principal es ser madre, pero también eres mujer”.

Eso me hizo pensar en muchas cosas y descubrí que la clave de todo está en tener un balance. Pensé en mi hija y en cómo sería mi vida ideal. Sabía que aunque trabajaba en el lugar de mis sueños mi rol de madre pesa más y tomé una decisión.

Hoy día trabajo de manera independiente y paso mucho más tiempo con mi princesa encantada. Estoy feliz y a la vez asustada porque ahora mi salario depende de cuánto trabajo tenga, pero estoy satisfecha como madre y como profesional. Y no, no he dejado ni dejaré de soñar en ser quien siempre he querido ser, con hijos incluidos en el panorama. ¡Qué aventura esto llamado vida y el precioso caos de la maternidad!

Aquí les dejo el famoso vídeo: 

¿Le has preguntado a tu mamá cual era su sueño? / Maravilloso video. Sugiero ver ...

Posted by Diputado Enrique Van Rysselberghe Herrera on Thursday, March 5, 2015

¡Lindo domingo, mamitas!

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x