ACURRUCANDO UN GATITO

THINKSTOCK

Acurrucando a un gatito

Entérate de cómo debes cuidar a tu felino recién nacido

30 de octubre de 2013 05:00 am

Por: Caly Misla

LOS GATITOS recién nacidos son muy delicados y requieren de gran atención por parte de su madre durante los primeros meses de su vida.

Si por alguna razón no tiene a su madre cerca, debe de tener ciertas atenciones especiales para que pueda sobrevivir y crecer saludable.

Cuando están pequeños, su temperatura corporal no está balanceada. Para ayudarlo, puedes envolverlo en una sábana y abrazarlo. Mientras no puedas hacer esto, coloca unos botellones con agua tibia envueltos en una toalla y ubícalos de tal forma que se sienta acurrucado.

Para sustituir la leche materna, debes comprarle un pequeño biberón y fórmula especial de leche materna felina, que consigues en cualquier tienda por departamento o casa agrícola. Al alimentarlo, acuéstalo de lado. Una toalla envuelta frente a él lo hará sentir cómodo, ya que acostumbran a masajear la barriga de su madre con sus patitas.

Luego de la tercera semana de vida puedes comenzar a alternar su alimentación entre comida seca diluida en un poco de agua –para que ablande– y la leche. Al cumplir su primer mes, puedes darle comida seca o húmeda.

Al no estar su madre presente, debes también encargarte de estimular sus órganos para que haga sus necesidades biológicas.

Darle pequeños masajes en sus tripitas y órgano genital con un pañito medio tibio los ayuda a excretar. Puedes hacer este paso en una caja de arena para gatos. Así irá relacionando la hora de ir al baño con el olor de la arena y mientras vaya creciendo logrará ir al lugar indicado.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x