Cerrar ?
Brandshare

Este contenido comercial fue redactado y/o producido por el equipo de GFR Media BrandShare para Knorr

Niña Vegetales / BrandShare

Shutterstock

6 trucos para que tus chicos se coman sus veggies

¡La hora de comer no tiene que ser un drama!

15 de enero de 2016 12:00 am

Los vegetales, la causa principal de discusiones a la hora de comer. El motivo número uno para caras largas en la mesa. Sin embargo, los pobres vegetales son súper buenos. Tienen un sinnúmero de beneficios para la salud, pues son ricos en vitaminas, nutrientes y fibra y hasta pueden reducir el riesgo de sufrir un derrame o padecer diabetes.

Por esto, madres y padres desesperados hacen todo lo posible para aumentar el consumo de vegetales en su hogar, a veces sin tener éxito. Afortunadamente, el Internet siempre viene al rescate con sitios web como WebMD, que ofrece consejos útiles para esos padres que sufren diariamente en esta faena.

Aquí algunas ideas que puedes intentar para que tus chicos coman vegetales:

#1. Hazlo parte del proceso de compra de alimentos 

Ampliar

Shutterstock

Es importante que integres a tus chicos cuando hagas la compra de alimentos. Antes de llegar al colmado o supermercado, hagan una lista de las cosas que necesitan. Cuando estén en el pasillo de los vegetales, pídele que te ayude a ponerlos en las bolsitas. Conversen acerca de los platos que prepararán con ellos.

#2. Intégralos en sus comidas favoritas 

Ampliar

Shutterstock

¿Aman la pizza? ¿Por qué no aprovechar para agregarle brócoli o arúgula? ¿Qué tal un pollo guisado que incluya zanahorias picaditas? De esta forma, disfrutarán de algo que les encanta y te sentirás en paz porque consumieron su ración diaria de vegetales.

#3. Conviértelos en divertidos personajes 

Ampliar

Shutterstock

Ese coliflor puede ser una oveja, el brócoli un árbol y la zanahoria el cuerpo de un divertido muñeco. En fin, tu imaginación y estos tips de presentación pueden ayudarte a lograr que los vegetales luzcan más atractivos.

#4. No integres más de un vegetal nuevo a la vez

Ampliar

Shutterstock

Si tus pequeños son maniáticos para comer, es importante que la introducción de nuevos alimentos se dé poco a poco. Así que si les gusta la lechuga, pero aún no los enamoran las zanahorias o el pepinillo, no los pongas en el plato a la vez.

#5. Conviértelos en una merienda y acompáñalos con un dip

Ampliar

Shutterstock

Sirve vegetales como zanahorias, apios y pimientos con un aderezo que les encante. Los vegetales no siempre tienen que ser una porción del plato principal, también pueden ser ricas meriendas. ¡Las zanahorias con hummus son deliciosas!

#6. Haz jugo de vegetales

Ampliar

Shutterstock

Si has intentado todo y aún sientes que tus chiquitos no consumen suficientes vegetales, conviértelos en jugo. Vegetales como el apio tienen mucho líquido que, al combinarse con manzana verde y zanahoria, crean jugos espectaculares. También puedes añadir espinacas a tus batidos o hacer paletas congeladas que incluyan al menos un vegetal.

No importa cuál sea tu acercamiento, evita que el consumo de vegetales se convierta en una pelea que termine en llanto. Un niño que se frustra con un alimento es un pequeño que no vuelve a comerlo —en ocasiones ni al llegar a la adultez. Eso sí, tampoco te rindas fácilmente pues lo que un niño desprecia hoy puede convertirse en su alimento favorito en seis meses.

Recuerda que habrán alimentos que no serán del agrado total de tus chicos. Lo importante es asegurarte que, de alguna forma, consuman el valor nutricional y calórico diario que necesitan para crecer sanos, fuertes y saludables.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x