Cerrar ?
Brandshare

Este contenido comercial fue redactado y/o producido por el equipo de GFR Media BrandShare para Hospital Auxilio Mutuo

Operación del corazón / BrandShare

Shutterstock

¿Miedo a una operación del corazón?

La tecnología actual logra incisiones más pequeñas e igual de efectivas

18 de agosto de 2015 08:00 am

Si un paciente está en la sala de su doctor y recibe la noticia de que tendrá que someterse a una cirugía cardiovascular, es probable que la primera imagen que le llegue sea una herida grande, largas horas de operación, semanas de recuperación y una cicatriz que le quedará como recuerdo de esa intervención.

Sin embargo, con la evolución de la medicina y la tecnología, esas complejas operaciones de corazón abierto son menos comunes. El paciente ahora cuenta con alternativas menos invasivas, que minimizan los riesgos y proveen una recuperación más rápida.

El doctor Orlando López de Victoria, cirujano cardiovascular y torácico del Hospital Auxilio Mutuo, aseguró que a raíz de los avances tecnológicos, “la misma cirugía convencional del siglo 20 la podemos hacer ahora más sencilla, con instrumentos innovadores, con resultados y recuperación más eficientes".

Existen varios tipos de alternativas a la cirugía cardiovascular. Las más conocidas son:

#1. Mini esternotomía

La operación convencional, o de corazón abierto, se lleva a cabo a través de una herida en la que se abre totalmente el esternón, del cuello hasta el abdomen. La mini esternotomía, por el contrario, es una incisión de dos a tres pulgadas por donde se realiza la cirugía.

“La cicatrización del esternón en una operación normal toma seis semanas. En el caso de una mini esternotomía, es posible que ya en tres semanas puedas empezar a trabajar”, explicó el doctor López de Victoria.

#2. Mini toracotomía

La mini toracotomía es una operación que se realiza con una pequeña incisión —de dos a tres pulgadas— entre las costillas, sin tener que abrir el esternón. Al igual que la mini esternotomía, puede ser implementada para la revascularización coronaria o remplazo de válvulas. Su tiempo de recuperación se disminuye casi en un 50 % en comparación con la operación tradicional.

#3. Robótica

La cirugía robótica es una de las más modernas, utilizando un robot llamado Da Vinci. El cirujano se sienta frente a una consola desde donde controla al robot, que es el que realiza la cirugía a través de cuatro pequeños orificios de un centímetro cada uno.

“Da Vinci se usa para muchos tipos de cirugías cardiovasculares, las más comunes son bypass y cirugías de válvula mitral. Se espera que pronto tengamos disponible el programa robótico para operar corazones y tórax”, sostuvo el cirujano.

No le temas a las intervenciones cardiovasculares. Visita tu médico y asegúrate que tu hospital cuente con la mejor tecnología para cuidar tu corazón.

Presiona aquí para visitar nuestra portada.

Cargando...

Continuar

Publicidad

x